Envidia desde los orígenes

¿El ser humano es envidioso por naturaleza? La ciencia parece señalar al ser humano como tal. La envidia está codificada en los genes, entendiendo ésta como la aversión a la desigualdad que lleva a las personas a guiarse por beneficio propio e influencia.

Lo que la Biblia interpreta como pecado original, la ciencia económica lo califica como inherente a la condición humana. En definitiva la consecuencia es la misma, aunque no la solución ni el motivo. Hoy dialogamos sobre la envidia en Mesa de Actualidad, ¡no te lo pierdas!

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s